Picasso, París

Arte que inspira… arte que cuenta historias…

A veces, la realidad descuadra… y es entonces, cuando aprendemos a descubrir los cuadrados

Si uno se planta junto a la Place Saint-Pierre y se deja conmover por el ímpetu del Sacré-Coeur, algún día llegará al Museo Picasso de París y comprenderá por qué el hombre se conmueve. A veces, nuestra realidad nos supera, es gigantesca para nuestra mente limitada de miedos, ignorancias o arrogancias, pero el arte cubista de Picasso, nos enseña a repartir el conocimiento, en trozos más pequeños quizás, en deternos en los detalles que se nos presentan humanos y no colosales. El arte nos recuerda la paciencia de descubrir poco a poco la belleza, de descubrir poco a poco lo que se nos aparece como inabarcable en un primer momento.

Klimt, Galerie Belvedere

Arte que inspira… arte que cuenta historias…

De tus labios niños cogí la inocencia,

y obligué que de los míos, sufrieras la experiencia

Un manto florido, renacen las sombras de un tiempo dorado. Te entrego el anhelo del beso que fue, en la insistencia de suplicantes sueños.

Laureles al viento, victoria alcanzada. 
Corono de gloria tu ausente mirada,
para perderme en recuerdos vestidos de oro.
Sigue leyendo