Rodin, Musée Rodin

Arte que inspira… arte que cuenta historias…

Fugit amor

Nuestras manos se sienten ásperas, no pudimos volver a tocarnos, y nadie más tocó nuestros labios como nosotros. La distancia es una noche infinita, los amores despiertan de los malos sueños. Toda mi vida, mi amor, despertemos juntos y veamos el amanecer. Mirémonos a los ojos como a nuestras almas. Aprendí a amarte sin mirarte, aunque esté sin ti mil noches, te amaré con todo mi ser. Nuestra historia no termina, pues te amaré aunque no estés aquí, aunque tenga que soñarte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s